23 agosto 2010

BRYAN SINGER DA DETALLES SOBRE X-MEN: PRIMERA CLASE

Photobucket

Bryan Singer, director de las dos primeras películas de la trilogía X-Men original, y productor de X-Men: Primera Clase después de haber rechazado dirigirla, ha dado algunos detalles de la precuela en una entrevista para Ain't Cool News.

La película tiene lugar en los años 60. John F. Kennedy es el presidente de los Estados Unidos. Martin Luther King y Malcom X hacen protestas por televisión. Hay un espíritu de un futuro esperanzador que era común en esa época. Veremos cómo se conocen Xavier y Erik Lehnsherr, y cómo soñaban con un futuro con mutantes y humanos.

Van a estar cerca de la treintena. Xavier no estará en su silla de ruedas al principio de la película, pero veremos cómo acaba ahí. Vamos a ver al Profesor X cuando aún tenía pelo. Veremos a McAvoy y el Magneto de Fassbender formular qué es lo que querían intentar al crear a los X-Men.

Bryan dejó bastante claro que esto no es el cómic convencional de Primera Clase, pero sí que es un inicio para X-Men. Ambientada en los 60, Vaugh se inspirará tecnológicamente en la tecnología usada en las películas de James Bond de la época. Los trajes serán los de más estilo cómic que hemos visto hasta ahora, y aunque Scott y Jean no están, el hermano de Cíclope, Alex Summers (alias Caos), sí que estará.

Con January Jones y Kevin Bacon interpretando a Emma Frost y Sebastian Shaw, como se ha especulado, parece ser que veremos al Club del Fuego Infernal. AICN comentó que el Club del Fuego Infernal siempre ha parecido algo que estaría mal modernizar, como si fuera algo específico de la época del vaivén de Hefner en los 60.

Eso es exactamente por lo que estamos haciendo uso del Club del Fuego Infernal... el vestuario y los trajes asociados con ese glorioso período de los X-Men... pertenecen a los 60.

Finalmente, el entrevistador de AICN saca estas conclusiones:

El rodaje comenzará con Xavier en la Universidad de Oxford en los 60. Y Bryan está emocionado con que la película vaya a tener mucho más sentimiento internacional que las anteriores películas de X-Men. Rodarán en Inglaterra y los Estados Unidos, y también representarán otras partes del mundo, pero sólo pudo decirme que Rusia (por entonces la Unión Soviética) estará entre ellas. Aún no quiere mostrar todas las cartas. Pero el sabor internacional le dará a la película un toque más a lo James Bond... Me quedo con la idea de que esto va a ser algo un poco especial.

0 comentarios: