09 agosto 2010

[RESEÑA] LOS PODEROSOS VENGADORES Nºs. 27-30: EL INNOMBRABLE

Formato grapa. Mensual.
Dan Slott, Christis N. Cage, Sean Chen, Mark Morales y John Rauch.

Photobucket

Los Poderosos Vengadores parecían una buena idea, pero no está saliendo tal como a uno le gustaría. Un grupo liderado por Henry Pym parece algo interesante, el problema es cuando el grupo está formado por personajes que no interesan demasiado. Creados para la Civil War, una vez terminada la saga esos personajes parecían condenados a desaparecer hasta que hicieran algún cameo en algún momento puntual o el guionista de turno se acordase de ellos.

Pero en algún momento alguien decidió que sería buena idea juntarlos a todos. Y así, ahora que los pesos pesados de los Vengadores (Capitán América, Iron Man, Thor…) están cada uno por su lado, desaparecidos o huyendo de la justicia, la cabecera Vengadores se ha convertido en una serie floja, de esas que leemos los completistas.

Formar Los Vengadores con un grupo de aprendices de superhéroes que nadie conoce y que a casi nadie le apetece conocer es un punto de partida flojo. Pero si estos personajes no tienen una personalidad atractiva, sus habilidades son algo vergonzosas (Hulkling, por favor, ¿nadie en Marvel ha visto que es una idea terrible?) y la serie no sirve para trabajarlos, la situación es cada vez peor.

De esta manera, nos encontramos con unos Vengadores desconocidos, que no son interesantes y que hacen cosas que no le importan a nadie. Investigar las maquinaciones de Loki, que sigue valiéndose de los eventos creados a partir de la desaparición de la Bruja Escarlata, no va a ninguna parte. La cabecera de Los Vengadores se ha convertido en un título de cuarta o quinta fila, totalmente prescindible, cuyo principal aliciente es que cada par de números algunos personajes de las otras series de los Vengadores se deja caer por allí. Terrible el tono familiar preadolescente de la serie. Torpe el desarrollo de los guiones.

Mención aparte merece el apartado de arte. Malo, muy malo. Malo como sólo lo eran aquellos títulos Marvel de los noventa (Nova, Hijos de la Noche, Nómada…) que tanto daño hicieron a la editorial. El dibujo es feo y poco trabajado. El entintado es terrible. Y el coloreado es… "chillón".
¿Cómo ha llegado a esto Los Poderosos Vengadores?. Inexplicable. En cualquier caso, cabecera, tristemente, de lo más prescindible. Pobre Pym, nunca tiene suerte.

0 comentarios: