10 septiembre 2010

DAKEN Y X-23 SE CONVIERTEN EN PROTAGONISTAS

En la vida, no son las heridas físicas las que dejan las cicatrices más grandes, son las emocionales. Esta es una obviedad que el X-Man conocido como Lobezno ha aprendido durante su larga vida. Agraciado con una habilidad mutante de curación, el héroe de Marvel Comics no tiene ningún tipo de trauma físico duradero, pero los traumas emocionales que ha soportado durante años le han dejado con demasiadas cicatrices como para contarlas.

Photobucket

Trágicamente, tanto el hijo de Lobezno Daken Akihito, como su clon femenino Laura Kinney, más conocida como X-23, también van a aprender esta lección, heredada del X-Man, junto a sus garras, habilidad de curación e inclinación hacia la desgracia. El archienemigo de Lobezno Romulus asesinó a la madre de Daken y escondió la existencia de Daken a su padre mientras lo entrenaba en las artes de la manipulación y el asesinato para odiar a su padre. Ya siendo joven, X-23 también fue entrenada como asesina y forzada a cometer varios asesinatos para la organización que la creó. Más tarde, después de escapar de la organización, calló en las garras de una viciosa espiral que la explotó emocional y sexualmente.

Tanto Daken como X-23 han tratado con las tragedias que les han sucedido de formas diferentes. Daken ha escondido sus cicatrices tras la armadura formada por su enorme ego y se ha dedicado a buscar y obtener el poder definitivo. Se presentó para asumir el control de la organización secreta del hombre que le crió, Romulus, pero recientemente Lobezno privó a Romulus de poder y se aseguró de que Daken nunca pudiera ocupar su lugar. Por su parte, X-23 se unió a los X-Men y se convirtió en una parte importante del grupo clandestino conocido como X-Force. Esos deberes la mantuvieron ocupada y con su mente alejada de lo que le había pasado, pero recientemente Lobezno la obligó a seguir el camino del autodescubrimiento cuando le dijo que no podría seguir siendo parte de los X-Force y que tenía que pasar tiempo descubriéndose a sí misma.

Photobucket

Ambos personajes están ya listos para los primeros días del resto de sus vidas, días que para Daken comenzaron esta semana en Daken: Dark Wolverine Nº 1, escrito por Daniel Way y Marjorie Liu, y dibujado por Giuseppe Camuncoli, y la semana que viene en X-23, escrita por Liu y dibujada por Will Conrad.

0 comentarios: